Loading...

¿Se puede pintar la música?

Publicación: 03 Mar 2021

Disciplina: Música

Isadora Duncan (1877-1927), importante bailarina estadounidense, aseguraba poder danzar cualquier cosa. El secreto era la expresión; en pocas palabras, bailar lo que sentía. Su ejemplo abrió paso a la danza contemporánea, liberando la danza de la rigidez académica de la danza clásica. Algo así sucedió con la pintura.

El responsable, en su caso, sería Wassily Kandinsky (1866-1944), pintor ruso que a principios del siglo XX dio inicio a la historia de la pintura abstracta. Con ello, la pintura se empezó a deshacer poco a poco del corsé de pintar figuras, humanas y naturales. De esta manera, como la danza de Duncan, la pintura pudo “expresar” cualquier cosa, incluyendo también la expresión de la música.

En realidad, la historia del encuentro entre música y pintura tiene mucho que ver con la historia de la pintura abstracta. Incluso desde sus orígenes, pues el mismo Kandinsky fue un gran melómano y su primera etapa estuvo caracterizada por una abstracción expresionista de formas orgánicas, cuyas bases se encuentran en su libro titulado De lo espiritual en el arte (un libro muy vinculado a la relación entre la pintura y la música). Además, curiosamente, Kandinsky fue gran amigo del gran compositor y pintor austriaco Arnold Schönberg (1874–1951), quien inventó la disonancia.

Sin embargo, esa primera etapa de Kandinsky contrastará fuertemente con su segunda etapa, que se volvería altamente racional y abriría el camino hacia la abstracción geométrica y “fría”. Ambas etapas tuvieron múltiples y sobresalientes continuadores. Pero interesa especialmente la primera por su estrecha relación con el tema aquí expuesto. Ésta tuvo su auge a mediados del siglo XIX y fue conocida también, en Europa, como abstracción lírica, abstracción cálida, informalismo. La versión estadounidense fue conocida como “expresionismo abstracto”.

Al liberarse de las figuras, el arte abstracto se pudo reconocer muy afín a la música, otro lenguaje abstracto que, sin embargo, tiene gran potencia para expresar altas y delicadas sensaciones y sentimientos. En fin, todos los estados del alma.

Para hacerlo, la abstracción lírica se centró en explorar las cualidades expresivas de los pigmentos, su materia prima, así como en sus cualidades matéricas. En esta exploración se dio cuenta que los colores, y todas las posibilidades de su manipulación, tenían distintos efectos en nuestro interior; que representaban estados anímicos, estados psíquicos o estados del alma. Es algo que ahora nos parece obvio, pero entonces no existía la psicología del color como tal, apenas y existían intentos de estudiar los efectos de los colores en las sensaciones. La pintura había aprendido a tocar el alma de las personas sólo con colores, como la música lo hace a través de los sonidos.

Por supuesto, el camino inverso también era posible: el artista no sólo podía provocar sensaciones con su arte, sino que, a través de las sensaciones, podía producir arte. Así, pues, podía expresar las sensaciones que cualquier estímulo le provocara, incluida, por supuesto, la música. Pues los sonidos, igual que los colores, provocan determinadas sensaciones, que pueden ser perfectamente expresadas por el pintor abstracto, conocedor de las sensaciones que los colores producen.

 

REFERENCIAS:
“Era capaz de convertir en danza desde un poema de Walt Whitman a un cuadro de Botticelli o un madrigal de Monteverdi”
(Susana (2017): “Isadora Duncan: cuando la danza se transforma en oración”.
Lourdes Cirlot (1998): Las claves de las vanguardias artísticas en el siglo XX, p.42-43.
Miguel Calvo Santos (2017): “Arnold Schönberg”, Historia-Arte. (enlace, p.40)
Anna Maria Guasch (2009): ídem, P.22.

 

Otras publicaciones

Concierto Música en los campos de concentración nazi Ver más

Arte Guillermo del Toro crea un monstruo Ver más

Historia ¿Cuándo murió Van Gogh? Ver más

SAS On Demand

Eventos en línea

Ver más

Cartelera

Próximos eventos presenciales y digitales

Ver más

Historial de eventos

Descubre nuestra trayectoria a través de los espectáculos y producciones hasta hoy

Ver más