Blog Post

Noticias sobre nosotros
09 enero 2017

A 20 años de la muerte del gran Juan Rulfo

A 20 años de la muerte del gran Juan Rulfo

 

Este 7 de enero se cumplieron 20 años del fallecimiento de uno de los escritores más relevantes de México. Juan Rulfo.

 

Seguramente has escuchado de o leído su novela más importante, Pedro Páramo. ¿Por qué es tan importante esta historia para la literatura nacional? ¿Qué aporte social dejó?

Te dejamos este interesante artículo del periódico universitario El Universo, de la Universidad Veracruzana, y en el que se describe de manera exacta porque es importante para el mexicano y porque todos deberíamos de leerla al menos una vez.

 
Con su novela Pedro Páramo Juan Rulfo definió la identidad nacional

Juan Carlos Plata

 

Trascendió el localismo mediante su estructura narrativa y en su forma de tratar una temática muy nuestra, aseguró Mario Muñoz.
A 50 años de su publicación, la novela Pedro Páramo de Juan Rulfo sigue estando vigente como referente de la literatura nacional y universal y, en buena medida, como definición de la identidad cultural de los mexicanos, gracias a que los valores que se manejan en ella son atemporales y están íntimamente ligados a la idiosincrasia nacional, asegura Mario Muñoz, de la Facultad de Letras Españolas.

“Por mucho que estemos inmersos en una sociedad urbana, por más que se maneje el asunto de la globalización, hay fundamentos en una cultura que no pueden desaparecer afortunadamente, porque afirman parte de la identidad de una nación, de un pueblo. La permanencia de Pedro Páramo radica en que muchos lectores –incluso de manera inconsciente perciben que hay parte de la idiosincrasia nacional en sus páginas”.

“El gran valor de la novela está en que Rulfo trasciende los elementos locales o regionales, propiamente nacionales, y los convierte en valores universales. Pedro Páramo me parece que es una de las primera novelas escritas en México donde se puede establecer la correlación entre lo nacional y lo cosmopolita y universal, ya que Rulfo trasciende el localismo mediante sus recursos, técnica, estructura narrativa y sobre todo en la forma que trata una temática que es muy nuestra, cada época le ha venido dando una lectura diferente a la obra y esas lecturas distintas nunca se agotan”.
El camino a Comala y de regreso

Uno de los méritos fundamentales de Rulfo es haber creado una obra íntimamente local y al mismo tiempo de alcances universales.
“Creo que el gran valor de Rulfo, no solamente en su novela sino también en sus cuentos, radica en que para contar una historia rural y profundamente mexicana utiliza una serie de procedimientos y técnicas literarias que provienen de una gran tradición de la literatura universal, particularmente de la literatura moderna escrita en Occidente. Siendo un gran lector de Faulkner y de escritores rusos y europeos, Rulfo asimila en buena medida sus técnicas, las hace suyas y al mismo tiempo crea sus propios procedimientos literarios”, plantea el también coordinador de la maestría en Literatura Mexicana.
Clásico, modelo 1955

Muñoz señala que un libro se vuelve clásico en la medida en que las generaciones que lo van leyendo encuentran elementos insospechados e imprevistos que el propio autor no advirtió en su momento y tampoco quienes acompañaron el surgimiento de esa obra en el tiempo en que fue publicada.

“Si uno lee las reseñas que aparecieron al publicarse la novela se advierte que los críticos percibieron inmediatamente que se encontraban ante un libro muy valioso que rompía prácticamente con la tradición inmediata en la literatura mexicana”.

En los años sesenta, los escritores del famoso boom reconocieron en Rulfo a una especie de maestro y encuentran valores distintos de los que sus contemporáneos, y cuando uno se asoma a la gran bibliografía crítica que hay sobre él en todo el mundo vemos cosas sorprendentes que esos lectores de otras lenguas y otras culturas han encontrado en nuestro autor.
El país de Pedro Páramo

Nidia Vincent, directora de la Facultad de Letras de la Universidad Veracruzana, asegura que una de las razones de la pervivencia de la obra de Rulfo es que, a pesar de que podemos ser una sociedad eminentemente urbana, el país sigue siendo fundamentalmente rural.

“Todavía vemos a gente a la que le han dado la tierra, como en el tiempo de Rulfo, pero les han dado la peor. El México de El llano en llamas y Pedro Páramo no ha cambiado, el país aparentemente se movió pero nos encontramos las mismas historias”.
¿De qué trata Pedro Páramo?
Juan Preciado viaja a Comala, un pueblo en Jalisco, en busca de su padre Pedro Páramo para ajustarle cuentas porque su madre se lo pidió en su lecho de muerte. En el camino se encuentra con Abundio, otro hijo de Pedro Páramo (pero luego se entera que en realidad fue el fanstasma de Abundio). Una vez en el pueblo, descubre que está deshabitado pero lleno de fantasmas y voces de almas en pena.

Él también se muere, pero sigue consciente aún enterrado, como un fantasma más. Conoce a otra mujer, Dorotea, enterrada en la misma tumba y se conversan. Por los fantasmas que conoció mientras estaba vivo y las voces que escucha en la tumba, se entera de la historia de su padre Pedro Páramo, su hacienda La media Luna, y el pueblo de Comala. Pedro Páramo era un hombre cruel, un mujeriego, un ladrón y un asesino. Su hijo Miguel era casi peor.

Mató al hermano del padre Rentería y violó a su sobrina. Miguel se muere en un accidente de caballo. Juan aprende que Pedro sólo amó a Susana San Juan, una mujer que estaba loca.

Cuando Susana se muere, Pedro ya no tiene ganas para nada y lo abandona todo. Deja de cultivar sus tierras y despide a la mayoría de sus empleados. Es amenazado por los soldados cristeros por lo que les promete hombres y dinero, pero no cumple su palabra y matan a Fulgor, su sirviente. Al final, reaparece Abundio y va a La media Luna borracho buscando limosna para enterrar a su esposa pero Pedro se niega a ayudarle y Abundio termina por matar a su propio padre.

Comments

comments

|

Leave a Reply